Mascarilla Deportiva ¿Cual es la más adecuadas?

Mascarilla Deportiva ¿Cual es la más adecuadas?

Mascarilla Deportiva Cual es la más adecuadas

Hay dos tipos de Mascarilla Deportiva, las que sirven para protegerle de Covid 19 al tiempo que permiten una buena ventilación y las que, por el contrario, reducen la ventilación con el objetivo de muscular su caja torácica y mejorar así sus capacidades pulmonares, comúnmente llamadas máscaras de esfuerzo, máscaras de subida o máscaras de altitud.

¿Máscarillas protectoras Covid? o ¿Máscarillas de ejercicio?

El tema ha fascinado al mundo del deporte durante todo el invierno porque una máscara protectora contra el Covid19, que permitiera respirar durante un esfuerzo intenso, iba a ser quizás LA solución que permitiera por fin la reapertura de los clubes deportivos y salas de fitness cerradas desde hace meses.

se ha establecido la norma entre fabricantes y autoridades sanitarias que permite combinar la protección y la transpirabilidad durante el ejercicio.

Por el contrario, las mascarillas de ejercicio que cubren la nariz y la boca, tienen varias válvulas ajustables para poder variar la cantidad de aire inhalado. Según algunos fabricantes, pueden utilizarse para simular altitudes de montaña o incluso de alta montaña.

¿Por qué lo hacen? Cuanto más alto esté, más escasea el oxígeno, lo que reduce la oxigenación de la sangre: esto se llama hipoxia. La reacción del cuerpo humano es aumentar la cantidad de glóbulos rojos en la sangre. Dado que los glóbulos rojos transportan oxígeno a los músculos, esto favorecerá la resistencia y mejorará nuestro rendimiento gracias a una mejor oxigenación.

Según estos fabricantes, estas máscaras mejorarían el rendimiento en los deportes de resistencia o de combate, como el boxeo o la MMA, al aumentar el consumo máximo de oxígeno (VO2max) y la capacidad pulmonar.

Este estudio americano demuestra que, aunque es cierto que no pueden mejorar en absoluto la producción de glóbulos rojos, que sólo se puede obtener durante el entrenamiento en altitud, estas máscaras parecen ser interesantes para variar el entrenamiento y reforzar los músculos respiratorios haciéndolos más resistentes.

Ojo, como habrás entendido, estas máscaras no filtran nada y no protegen contra el covid o la contaminación.

¿HAY QUE LLEVAR MÁSCARA PARA HACER DEPORTE?

En el exterior, al aire libre, el riesgo es muy limitado. En el interior, con vistas a la reapertura de las salas deportivas (fitness, yoga, escalada, tenis, piscinas, etc.) sigue siendo obligatorio. Sí habrá un protocolo sanitario, que incluye un medidor del 50% y el uso de mascarillas en la entrada y en los vestuarios, pero no para la sesión en sí. Esto tiene sentido para las piscinas, pero no es tan obvio para otros deportes, incluso con el progreso de la vacunación.

Dos investigaciones epidemiológicas llevadas a cabo en Chicago y Hawai, en Estados Unidos, han puesto de manifiesto la existencia de brotes epidémicos tras la impartición de clases individuales o en grupo en centros de fitness, incluso en aquellos con capacidad reducida. Lo ideal, para limitar el riesgo, es tomar todas las precauciones: ventilación de las zonas de actividad, reducción de la asistencia… y uso de mascarilla, incluso para los entrenadores, sobre todo si el esfuerzo es intenso.

LA MASCARILLA QUIRÚRGICA NO ADAPTADA

La mascarilla quirúrgica, un accesorio que se ha vuelto indispensable en nuestra vida cotidiana con la pandemia, no es ideal para hacer deporte. Con la transpiración y la humedad del aliento, se moja rápidamente, lo que la hace ineficaz. Además, se pega a la cara y no es suficientemente transpirable: en caso de práctica moderada o intensa, ¡la disnea está garantizada en pocos segundos! Ya están a la venta las máscaras diseñadas específicamente para el deporte. La mayoría de ellos cumplen los requisitos de una certificación.

CERTIFICACIÓN PARA MÁSCARAS DEPORTIVAS

De la misma manera que creó una certificación para las mascarillas para el público en general hechas de tela, se publicaron  los criterios de certificación para una mascarilla deportiva para los fabricantes. El nivel de filtración exigido es el mismo que el de las mascarillas de consumo, es decir, el 90% de las partículas mayores de tres micras. La transpirabilidad, sin embargo, debe ser mucho mayor que la de las máscaras ordinarias, para garantizar el confort respiratorio incluso en caso de esfuerzo sostenido.

Por ello, una máscara deportiva, aunque filtrante, debe tener una alta permeabilidad al aire. Esto no sólo se mide de forma objetiva, sino que también se pone a prueba en situaciones reales: para obtener la certificación, la máscara debe ser soportada sin dificultad por alguien que corra durante 10 minutos en terreno llano, a un ritmo que le permita hablar. Por último, como la máscara deja un espacio entre la cara y el tejido para limitar el contacto con la piel y la boca, el nivel de CO2 no debe superar el 1%. No se olvida el aspecto práctico, se supone que la máscara se mantiene en su sitio y no hace daño a la cara.

DIFERENTES MÁSCARAS DEPORTIVAS EN EL MERCADO

La primera en entrar en el baile es la máscara Salomon, un famoso fabricante de equipamiento para exteriores. Diseñado para deportes al aire libre, donde el riesgo es bajo, tiene suficiente filtración para el virus, pero aún no ha recibido la certificación Afnor. Se puede reutilizar 50 veces, se lava a 40°C y se vende por 18 euros.

La primera máscara que ha superado el proceso de certificación la vende CeramiQ, una empresa con sede en los Vosgos. Reutilizable hasta 50 veces, está disponible por 15 euros en la web de la marca.

Decathlon acaba de lanzar su máscara deportiva y ha anunciado la certificación Afnor Spec S70-001. Su precio desafía a toda la competencia, ya que está fijado en 9 euros.

Por último, otras marcas como NUUR, NiUB5, FDBRO,  han sacado al mercado mascarillas que no sólo filtra y respira, de acuerdo con las especificaciones de la certificación, sino que también es virucida, lavable y reutilizable, con filtros de carbono o de algodón.

LO QUE OPINAMOS

Es imposible hacer un esfuerzo máximo con una máscara». La máscara dificulta la respiración, que es esencial en el deporte.

«En efecto, el intercambio de gases no sería el ideal. Una máscara es como un filtro, por lo que inevitablemente, se inhala menos aire, menos oxígeno, por lo que se bloquea rápidamente en la actividad deportiva.

Con las mascarillas FFP2, sería francamente imposible, porque casi dificulta la respiración en reposo». «Cuando haces deporte, aumentas la ventilación (respiración). Puede ir de 5 litros/minuto a 50 litros/minuto. Así que este aumento de la ventilación pegará la máscara a su cara con cada respiración. Va a ser como una resistencia, va a ser demasiado impermeable, y va a impedir que el aire entre correctamente… Con algunas máscaras caseras, que son bastante pesadas, podría realmente poner una tensión extra en los músculos».

Con la transpiración generada por el esfuerzo, tu máscara estará mojada, por lo que resbalará, se caerá y dejará de ser eficaz… Y luego el segundo problema, si tu máscara se cae, el reflejo será volver a ponértela, tocarla, por lo que es correr un riesgo..

 

se el primero en comentar

Dejar un comentario

Tu correo no será publicado.




17 − 9 =