Deporte y sueño

Deporte y sueño

deporte y sueño

El sueño es una etapa fundamental en el desarrollo cualquier persona. Ayuda a regular el estrés, favorece el crecimiento, el aprendizaje y la recuperación muscular. Para los atletas, de cualquier nivel, el sueño es además un componente esencial del entrenamiento. Todos los especialistas están de acuerdo: si un deportista no duerme bien o duerme poco, no será eficiente y aumentará gradualmente el riesgo de lesiones.

 

El sueño como recuperación

Aunque es crucial en cualquier proceso de recuperación, cada deportista tiene unas necesidades de sueño y descanso diferentes. Son varios los factores que entran en juego, particularmente para aquellos atletas que entrenan intensamente.

Se ha comprobado que una actividad deportiva intensa modifica las peculiaridades del sueño. Si se realiza un ejercicio físico moderado durante el día, por ejemplo, será más probable que te duermas con rapidez por la noche. Además, la fase REM, en la que suelen tener lugar los sueños, también será más corta.

En cualquier caso, tanto en el sueño como en el deporte debemos evitar malas prácticas. Seamos deportistas profesionales o no, no se recomienda hacer ejercicio antes de acostarse. Esto puede suponer problemas a la hora de conciliar el sueño, además de acortar las fases del sueño más profundas y reparadoras para el cuerpo.

 

El papel de la siesta en el deporte

Sabemos que el sueño es una parte fundamental en las rutinas de entrenamiento de cualquier deportista. Pero no solo hablamos del descanso durante la noche; las siestas también desempeñan un importante papel. Estos reposos ayudan a una mejor recuperación, siempre y cuando no sean demasiado largos. En general, la duración perfecta de una siesta es de entre 20 y 30 minutos. Si superamos este tiempo, existe un gran riesgo de despertarse sintiéndose aún más cansado.

Existe un tipo de siesta más larga, correspondiente a un ciclo de sueño completo (90 minutos, aproximadamente). Este descanso no solo permite al atleta recuperarse, sino que puede ayudarle a asimilar mejor tácticas de juego o de actuación durante el sueño. Se trata, por tanto, de siestas o reposos estratégicos, ideales para mejorar el rendimiento deportivo.

Las personas que practican deporte deben conocer sus necesidades de sueño para optimizar los descansos lo máximo posible: acostarse en el momento adecuado, programar siestas de duración determinada o limitar los entrenamientos a ciertas horas del día. Todo ello también forma parte de una buena preparación deportiva.

descanso deporte

Consejos para pasar mejores noches

Sabemos que, a veces, el deporte puede llevar nuestro cuerpo al límite. Es necesario tener cuidado y seguir algunos consejos que ayuden a evitar lesiones y dormir mejor. Así, te recuperarás de forma óptima y podrás mejorar sin correr riesgos. Un buen ejemplo son los estiramientos. Aunque se olvidan frecuentemente, muchos expertos en actividad física los recomiendan tanto después del ejercicio como antes de dormir. Los masajes también pueden ser de gran ayuda para la recuperación y relajación de la musculatura. De hecho, son componente esencial en la rutina de muchos atletas. También pueden favorecer el sueño por las noches, ayudándote a relajar mente y cuerpo para conseguir un descanso reparador.

 

Rutinas de sueño

Algunos expertos afirman que establecer una buena rutina de sueño también mejora la calidad de nuestro descanso y nuestro desempeño deportivo. Por ejemplo, mucha gente se da un baño caliente, escucha música, lee un poco o toma una infusión, como preparación antes de acostarse.

Por supuesto, la comida también tiene un rol importante. Es preferible evitar las cenas pesadas y optar por la ingesta de azúcares lentos. Si sufres calambres nocturnos, intenta elegir alimentos ricos en potasio. De la misma manera, los alimentos con presencia de magnesio mejoran la relajación muscular, mientras que el sodio y los líquidos contribuyen a evitar la deshidratación.

No te olvides de fijar horas para acostarte y levantarte, y trata de respetar todos estos hábitos en la medida de lo posible.

 

El equipo de descanso

Como ya sabemos, deporte y sueño van de la mano, por lo que la elección del colchón es esencial. Afortunadamente, hemos encontrado el ideal para deportistas: se trata del colchón Vitalidad, de Hypnia. Desarrollado específicamente para atletas, este colchón está equipado con tecnología CoolGel. Es un material termorregulador que te permitirá dormir a la temperatura ideal en cualquier época del año. Regula la temperatura corporal y asegura un sueño más reparador. Tu musculatura disfrutará de una relajación y recuperación óptimas y tú te despertarás descansado y sin dolores.

La espuma viscoelástica con la que está fabricado elimina los puntos de presión en el cuerpo y ofrece una auténtica independencia de lechos. Este es un punto fundamental no solo para los deportistas, sino para las parejas en general. Permite que cada uno tenga su propia zona de descanso, sin molestar al otro.

Asimismo, la viscoelástica se adapta a la morfología de tu cuerpo, sujetando la columna y aliviando tensiones y dolores. Por último, sus propiedades naturales antiácaros e hipoalergénicas te proporcionarán un descanso sereno, sin riesgo de alergias.

 

Los mejores atletas duermen bien. No importa a qué nivel; cuidar la calidad de tu sueño es beneficioso para todo deportista. Descansar y recuperarte durante la noche te permitirá aumentar el rendimiento y seguir practicando tu actividad favorita, sin riesgo de fatiga y en sintonía con tu cuerpo.

se el primero en comentar

Dejar un comentario

Tu correo no será publicado.




trece + siete =