El magnesio y el deporte

El magnesio y el deporte

Según la AFSSA, en una encuesta sobre el consumo individual y nacional de alimentos 1 (CNIB 1) realizada en 1999, alrededor del 90% de los hombres y el 80% de las mujeres no satisfacen las necesidades nutricionales medias.

La importancia del magnesio

Este mineral es cofactor de más de 300 sistemas enzimáticos. Su participación a nivel de organización es extensa y sus áreas de acción son variadas. Está implicado en un gran número de funciones celulares como la fosforilación oxidativa, la glicólisis, la transcripción de ADN, la síntesis de proteínas y la estabilización de la membrana celular.

Para los adultos, la necesidad promedio es de 350 a 380mg por día.

Una deficiencia de magnesio aumenta la liberación de adrenalina, lo que es aún más importante en presencia de un estrés significativo (físico, fisiológico o mental). Esto provoca un aumento del calcio intracelular, participando en una fuga celular de magnesio, especialmente a través de la orina y la sangre. Pero también a la hipercontracción muscular y arterial, promoviendo colopatías espasmódicas, discinesias biliares, cistitis, dismenorrea.

Así, las contribuciones correctas de este mineral contribuyen positivamente a las diferentes esferas: cerebral (funciones psicológicas y nerviosas) y somática (funciones musculares, estructura ósea y dentición, equilibrio electrolítico, metabolismo energético normal, síntesis de proteínas, procesos de división celular).

Es importante llevarlo a nuestro cuerpo todos los días, ¡nuestro cuerpo no lo produce! Por lo tanto, es importante favorecer las legumbres (guisantes partidos, lentejas, judías, etc.), las hortalizas de hoja verde oscuro, los frutos secos, los gérmenes de trigo, el pescado y los mariscos, los cereales integrales y los productos integrales, determinadas aguas minerales, etc., pero también el chocolate negro.

Luego, el método de cultivo, los tratamientos, las técnicas de cosecha, el refinado más o menos avanzado… favorece la variación en la ingesta diaria del deportista. Además, el estrés, una gran demanda de magnesio, y las necesidades se vuelven muy difíciles de satisfacer.

El magnesio y el deporte

La práctica de una actividad deportiva aumenta las pérdidas a nivel del sudor (30 a 40 mg de magnesio por litro de sudor por hora) pero también a nivel metabólico (reacciones enzimáticas), de ahí el interés de algunas personas por realizar curas con magnesio marino generalmente bien asimiladas por el organismo (sin provocar trastornos digestivos), sin superar el doble de los ANCs. Promoviendo una dieta diversificada y variada, equilibrada, normal-calórica en cuanto a las necesidades energéticas, se puede considerar un suplemento de 5mg.kg-1.day-1 máximo durante los períodos de esfuerzos intensos y voluminosos, especialmente en un clima caluroso, con el fin de anticipar las posibles deficiencias que pueden conducir a calambres u otros problemas.

A título informativo, no existe consenso para un indicador fiable del estado del magnesio.

.

POSTS RELACCIONADOS

LOS ALIMENTOS Y UNA  ALIMENTACIÓN SANA COMO FUENTE... Funciones de los alimentos El alimento es una sustancia introducida en el cuerpo y destinada a: Proporcionar los materiales necesarios p...
Jalones al pecho Hoy en día no es raro escuchar que el uso de máquinas de pesas en el gimnasio no es funcional y puede causar desequilibrios musculares. ...
TACTICA TENIS Cada táctica de tenis puede ser aplicada en un partido, dependiendo de los golpes del oponente. La táctica de los individuales de tenis depende del ju...
Los mejores ejercicios funcionales El entrenamiento funcional se basa en los movimientos simples de la vida diaria, lo que mejora de forma efectiva la forma física. Aquí están los benef...

se el primero en comentar

Dejar un comentario

Tu correo no será publicado.




error: Content is protected !!