Hacer deporte en la ciudad con música de forma segura

Hacer deporte en la ciudad con música de forma segura

Hacer deporte en la ciudad con música de forma segura

Está científicamente probado que hacer deporte con música aumenta el rendimiento y facilita el ejercicio. Pero para cada deporte con su propia música, no puedes estirarte mientras escuchas zumba. ¡Aquí están nuestros consejo y música para hacer deporte en la ciudad de forma segura y saludable!

Los experimentos científicos han demostrado que la música tiene efectos positivos en nuestros cuerpos. No se trata sólo de optimizar nuestro bienestar y hacernos sentir mejor. La música también puede darnos un impulso físico. Los sonidos que tienen un efecto relajante también pueden tener un efecto en nuestro rendimiento físico asique ¿por que no ponerte tus auriculares deportivos y salir a hacer deporte por tu ciudad?

El uso de Cascos para hace deporte

Correr o entrenar con música también son algunos de los temas que dividen a los corredores. Algunos están a favor y no pueden prescindir de los auriculares para motivarse. Otros son completamente resistentes y se abstienen de hacer deporte con música.

Aunque practicar deportes con auriculares puede aumentar la capacidad física, también conlleva riesgos. ¿A favor o en contra?
En cualquier ciudad  hay cada vez más practicantes. La mayoría de ellos llevan el mismo uniforme: mallas de colores, zapatillas deportivas y cascos . Desde la década de 2000, el hábito de escuchar música durante una sesión deportiva se ha democratizado con el desarrollo de los reproductores MP3 y luego los teléfonos inteligentes.

Problemas de seguridad…

En la ciudad convivimos con numerosos elementos físicos y móviles, como mobiliario propio de la calle, trafico, personas… que constantemente “interrumpen” nuestra actividad y de las  que no siempre tenemos prioridad de paso.  En la ciudad, con los auriculares puestos, no se oyen los coches o los tranvías que vienen, y muchas veces  obligados regularmente a correr sobre el asfalto para entrenar. Deberiamos  escuchar  música si estamos seguros de que   no haya riesgo de atropellos, choques con otra gente, patinadores, ciclistas que tocan el timbre pero no lo escuchas, etc.

Trotar al ritmo de la música significa aislarse del mundo, quedarse en su burbuja y no percibir más los peligros de su entorno de carrera. En conclusión, debemos estar doblemente atentos, mirar dos veces antes de desviarnos, cruzar la carretera o dejar el pavimento. En resumen, es una cuestión de sentido común

Inalámbrico o con cable

Hoy en día, todos los fabricantes de electrónica siguen el mismo camino que la marca de la manzana con sus AirsPods. Es cierto y hay que admitirlo, esta solución ofrece un gran confort de escucha a diario. Por lo tanto, con los auriculares inalámbricos, no tendrás que preocuparte por los cables o incluso que te molesten con un cable mientras estás en movimiento o corriendo. La otra cara de la moneda con este tipo de auriculares es su autonomía. Antes de ir a correr o viajar, tendrás que asegurarte de que está cargada o tiene un buen alcance.

Una nueva alternativa es los cascos de conducción osea. Ideal para correr, andar en bicicleta o cualquier otro deporte en el que puedas sentir la necesidad de escuchar a tu alrededor mientras disfrutas de buena música. Combinar seguridad y diversión es ahora posible. La conducción ósea permite escuchar el sonido vibrando en los huesos de las sienes y no a través de los tímpanos.

correr musica

Beneficios de Correr con música

El ritmo correcto

Como no todos los deportes se practican con el mismo tipo de zapatillas, tienes que encontrar la música adecuada para tu actividad. Aunque no busques batir un récord, escuchar música puede ser un gran motivador. El tiempo pasa más rápido y puedes sostener mejor el esfuerzo. Y según algunos estudios, la música puede incluso ayudar al cuerpo a generar sus propios analgésicos.

El tempo correcto puede ayudarnos a correr al ritmo correcto, pero la música inapropiada tendrá el efecto contrario.

Regla básica: el tempo está directamente relacionado con el latido del corazón. Un tempo rápido es un ritmo rápido que potencia las habilidades físicas. La música lenta, por otro lado, ralentiza el corazón, lo que aumenta la resistencia y facilita la concentración.

Como ya se ha avanzado, la música es excelente para aumentar el rendimiento físico. De hecho, los gestos que haces están automáticamente en armonía con el ritmo de la música. Por eso la selección de las canciones que escuchas es muy importante. Incluso puedes controlar la intensidad de tus esfuerzos a través de la música que escuchas.

La música mejora el rendimiento deportivo

Se han realizado estudios científicos sobre el tema y todos son categóricos en cuanto a los resultados: la música es buena para el rendimiento deportivo. En la práctica, la música limitará las sensaciones de incomodidad durante la actividad física. A medida que se eliminan estas malas sensaciones, la persona se concentra mental y físicamente en los esfuerzos que debe realizar durante el ejercicio.

Lo más frecuente es que el fenómeno se observe en los deportes de resistencia anaeróbica. Son deportistas de nivel medio, pero que pueden superarse a sí mismos al ritmo y empujados por la música. Se instala un robusto altavoz bluetooth en la parte trasera de la sala y los practicantes se van durante una hora y media o dos horas de sesiones intensivas.

La música mejora la capacidad de resistencia

Cuando se trata de mejorar el rendimiento y elevar la moral, preferimos la música rítmica y sincronizada. Sin embargo, para aquellos que quieran trabajar en su resistencia, les aconsejamos que prueben con música lenta. Cuanto más suave es, más ayuda la música a eliminar el exceso de estrés y ansiedad. Y cuando el atleta comienza a hacer esfuerzos de potencia, el sonido le ayudará a dejar de lado la excitación fisiológica y psicológica. El practicante gana en concentración y al estar relajado, estará más inclinado a continuar sus ejercicios.

Pero hay que tener cuidado, este no es un truco que necesariamente funciona con todos. También debe tener en cuenta sus preferencias. Si el sonido no te motiva, tienes que cambiar a otro tipo de música.

La música te hace olvidar la fatiga

El principio es el siguiente: durante la actividad física, cuando el atleta escucha música rápida, es llevado a hacer un esfuerzo aún más intenso. La música ayuda a desviar la atención del atleta de la fatiga causada por los esfuerzos que está haciendo. Como resultado, distraído, se siente mucho menos cansado. Además, la música también ayuda a aliviar el dolor. Las capacidades psicomotoras están más optimizadas y las sensaciones negativas se dejan de lado.

La música no sólo se utilizará durante las sesiones de entrenamiento. También puede escuchar un sonido agradable durante las sesiones de recuperación. Esta vez será cuestión de relajarse completamente.

se el primero en comentar

Dejar un comentario

Tu correo no será publicado.




seis − cinco =