▷ 6 Beneficios Psicológicos de Pilates

Beneficios psicológicos de Pilates

El principio del método Pilates es un enfoque holístico del cuerpo diseñado para desarrollar el cuerpo de forma armoniosa.
Originalmente, Joseph Pilates creó ejercicios utilizando poleas, elásticos, resortes para recuperarse de camas lesionadas, creó el reformer, un método de resistencia que acompaña a los ejercicios de musculación. Los resultados obtenidos le animan a seguir en esta dirección y a mejorar constantemente este método de Pilates. Es el método de la “posición neutral” para facilitar la construcción natural y fácil de los músculos.

El método Pilates consiste, por tanto, en corregir las malas posturas, devolver la vitalidad física y estimular la mente y el alumno. La base postural de los diferentes bloques de ejercicio se define como el “centro de energía”: la cámara abdominal.

beneficios-del-pilates-imagen

Los 8 puntos clave del método Pilates:

  • Control del movimiento: Cada movimiento desde el principio hasta el final debe ser dominado en el espacio y el tiempo.
  • Respiración: Componente esencial del método “Respira tus ejercicios”. Se respira profundamente con el pecho, especialmente no inflando el abdomen. Esta técnica fortalece y tonifica los músculos abdominales.
  • Fluidez: El cuerpo está casi siempre en movimiento, pero estos movimientos son lentos porque se realizan con músculos profundos. Es la coordinación entre el sistema nervioso y el sistema músculo-articular lo que permite esta fluidez.
  • La precisión: Los ejercicios se suceden de manera precisa suprimiendo los movimientos parásitos (trabajo perfecto entre agonista y antagonista).
  • Concentración: Cada movimiento, cada respiración debe reflejarse y provenir del centro del cuerpo.
  • El centrado: Cualquiera que sea el ejercicio, hay que meter el vientre para hacer trabajar los profundos músculos abdominales; “Todo viene del vientre” que es el centro de gravedad.
  • Estabilidad: Es la capacidad de mantener una parte del cuerpo inmóvil, especialmente el torso, lo que forma parte de la elegancia de este método.
  • Relajación: Con el fin de relajar y aflojar sus músculos y trabajar al máximo sus amplitudes.

Muchas innovaciones se han incorporado a lo largo de los años. Algunos de ellos usan máquinas, dispositivos e incluso posturas específicas pertenecientes a otras disciplinas, como el yoga.

Hoy en día, Pilates es ampliamente utilizado en terapias como la rehabilitación, ya que proporciona estabilidad y firmeza a la columna vertebral y los diferentes músculos. Es una disciplina que tiene muchos seguidores en todo el mundo, incluidos muchos artistas y personalidades famosos.

La razón de su éxito no es solo la increíble mejora física que genera para quienes la practican, sino también sus enormes beneficios psicológicos. Las personas que están acostumbradas a seguir clases específicas del deporte afirman sentirse mucho mejor psicológica y emocionalmente.

“La salud es un estado normal. Es un deber no solo obtenerlo, sino también mantenerlo “.-Joseph Pilates-

¿Cómo practicar Pilates?

Durante una sesión de Pilates, los ejercicios consisten en adoptar diferentes posturas que involucran a todos los músculos del cuerpo a su vez, en un orden determinado. Se hace especial hincapié en la zona central del cuerpo para trabajar los músculos abdominales.
Todo lo que necesita para su práctica es una alfombrilla y un traje cómodo. También se pueden utilizar accesorios, que fueron introducidos más tarde en la disciplina

– El balón: Debe ser lo suficientemente grande y permitirle trabajar en su equilibrio.
– La banda elástica o Rubber Band: útil para ejercicios de estiramiento o resistencia.
– El aro: Colocado entre las piernas, ayuda a fortalecer los muslos.
– Salchicha de espuma: Como la pelota, ayuda al equilibrio.
– Y también… en algunos estudios especializados: el reformer y el Cadillac, camas con varios accesorios, o la silla Wunda, un taburete que también permite realizar un gran número de ejercicios.

Los  beneficios psicológicos de Pilates

La Organización Mundial de la Salud (OMS), define la salud como “un estado completo de bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de enfermedades o dolencias (1946)”. La práctica del Método Pilates está en línea con esta definición, ya que muchos investigadores han estudiado el Método Pilates y sus beneficios para la salud a través de estudios científicos en diferentes tipos de poblaciones.

El Método Pilates es un método suave (colocación precisa, respiración profunda, movimiento lento) que tiene como objetivo fortalecer (impacto muscular) las cadenas profundas del cuerpo. Su objetivo es lograr movimientos eficientes y funcionales minimizando la actividad de los músculos que son inútiles para la acción deseada, contribuyendo así a la mejora del rendimiento. Además, su trabajo, basado en el alargamiento de las extremidades, se encarga de reclutar primero los músculos lentos llamados músculos posturales (estabilizan las extremidades, protegiendo así las articulaciones), y luego los músculos rápidos llamados músculos superficiales (permiten el movimiento). Esta jerarquía de reclutamiento conduce así a una optimización del esfuerzo y a una protección de las articulaciones. Los músculos posturales profundos son músculos antigravitatorios. El autocrecimiento, o alargamiento, consiste en una lucha contra la gravedad. Por lo tanto, al luchar contra ella se produce un reclutamiento de músculos profundos1.

El Método Pilates promueve, a nivel general, el control mental, una columna vertebral sostenida, un aspecto más bello (pérdida de peso, una figura más delgada, estiramiento general del cuerpo…) y una vida sexual más tonificada. Fisiológicamente, mejora la flexibilidad , la amplitud de movimiento de las articulaciones, la fuerza, la resistencia y la potencia muscular. En el nivel psicológico, hay una mejora en el estado de ánimo, la motivación y la atención. Finalmente, a nivel motor, hay un mejor control del centro de gravedad, postura estática y dinámica, y coordinación intra e interlaboratorios.

  • Alivia el dolor de la columna vertebral al “reposicionar” la pelvis y la espalda correctamente.
  • Mejora la postura y el equilibrio.
  • Esculpe la figura reafirmando los músculos y liberando la tensión.
  • Alarga los músculos y fortalece el reflejo miotático.
  • Refuerza la correa abdominal.
  • Aumenta las amplitudes de las articulaciones.
  • Mejora la respiración y su ritmo.
  • Mantiene la coordinación de los gestos.
  • Trae bienestar mental.
  • Trae la relajación general.
  • También puede tener un efecto cardiovascular beneficioso y mejora la condición física.
  • Ayuda en la rehabilitación en general.

¿Para quién se le recomienda el  Pilates?

Cualquiera puede practicar Pilates porque los ejercicios, aunque exigentes, no son violentos ni traumáticos para el cuerpo. Se recomienda:

  • – Para las personas que no son muy o no muy atléticas.
  • – A los que sufren de estrés, fatiga, rigidez, mujeres embarazadas o que acaban de dar a luz, a los ancianos, a las personas heridas que se recuperan de las lesiones.

Para las futuras madres o las personas frágiles, el seguimiento del médico es sin embargo esencial

se el primero en comentar

Dejar un comentario

Tu correo no será publicado.




2 × 1 =