Trucos para que tus calcetines vuelvan a ser blancos impolutos

Trucos para que tus calcetines vuelvan a ser blancos impolutos

A todo el mundo le gusta llevar calcetines blancos. Sin embargo, no todo el mundo sabe cómo mantenerlos limpios, especialmente después de llevarlos durante mucho tiempo. Aprenda a restaurar la blancura original de los calcetines que ya no se parecen en nada a los de antes.

El problema de mantener los calcetines deporte limpios es aún más difícil en una casa con niños, ya que a éstos les gusta andar en calcetines. Aun así, no hay que preocuparse: la siguiente receta solucionará todos tus problemas de calcetines de una vez por todas.

Al igual que la ropa blanca, los calcetines blancos se ensucian muy fácilmente. Esto es bastante normal, ya que están en contacto constante con nuestros zapatos y, por lo tanto, están expuestos a todo tipo de bacterias. Una vez que se ensucian, resulta bastante difícil limpiarlos eficazmente y hacer que vuelvan a brillar. Pero esta tendencia puede invertirse utilizando ingredientes naturales y respetuosos con el medio ambiente.

Blanquear los calcetines con detergente para la ropa

Hay varios métodos que ya han demostrado su eficacia a la hora de limpiar óptimamente la ropa blanca. Los calcetines no se quedarán fuera gracias a las recetas con ingredientes como: zumo de limón, bicarbonato de sodio o peróxido de hidrógeno. Este último es uno de esos productos cuya versatilidad apenas se sospecha, ya que se utiliza para muchos fines.

Además, los calcetines blancos se diferencian de la ropa blanca por su facilidad de limpieza. Mientras que la ropa blanca es más fácil de mantener blanca, nuestros calcetines no lo son. Esto se debe simplemente al hecho de que están en un entorno en el que todo tipo de suciedad y transpiración puede entrar en ellos. El olor de pies resultante puede ser eliminado.

En este sentido, le recomendamos que se arme con algunos ingredientes que le salvarán la vida y le sacarán de apuros. Estos son: peróxido de hidrógeno, jabón para platos, lejía, zumo de limón, vinagre blanco y una bolsa de plástico. Veamos cómo se pueden aprovechar sus propiedades sin recurrir a los productos químicos.

Revivir los calcetines con bicarbonato de sodio

Con el bicarbonato de sodio, todavía no es el momento de renunciar a tus calcetines muy sucios. Sigue estos pasos para que queden bien:

Llena un barreño con agua tibia;
Añadir una cantidad generosa de bicarbonato de sodio;
Sumerge los calcetines sucios y espera unas horas para que el bicarbonato penetre;
Escúrralos y métalos en la lavadora;
Añade un vaso de bicarbonato de sodio a tu detergente habitual;
Para suavizar la ropa manchada, añade un vaso de vinagre blanco al aclarado.

Restaurar la blancura de los calcetines con agua hirviendo

El agua hirviendo es otra técnica sencilla y eficaz para blanquear la ropa muy sucia. Esto es lo que tienes que hacer:

Prepara una olla grande con agua, líquido lavavajillas y medio vaso de zumo de limón;
Empapa tus calcetines en ella;
Hervir la solución;
Esperar 20 minutos para que los calcetines hiervan;
Proceda al lavado normal de los calcetines.

Blanquear los calcetines con vinagre blanco

El vinagre blanco, que ya es un producto líder en la limpieza del hogar gracias a su capacidad para limpiar todo, debe su reputación a su composición de ácido acético. Un compuesto que tiene el poder de descomponer la suciedad y blanquear fácilmente la ropa. Para aprovechar su poder quitamanchas, sigue los siguientes pasos:

  • Prepare un recipiente con agua caliente;
  • Remojar los calcetines sucios;
  • Añade vinagre blanco;
  • Deja los zapatos en remojo durante toda la noche, luego sácalos a la mañana siguiente y lávalos como de costumbre.

Blanqueo de calcetines con peróxido de hidrógeno

Para blanquear rápidamente los calcetines, el peróxido de hidrógeno al 3% es ideal:

  • Diluir un vaso de agua oxigenada en un recipiente con agua tibia
  • Empapa los calcetines y espera de 30 a 60 minutos como máximo;
  • Vierta ½ vaso de peróxido en el compartimento del suavizante
  • Proceder al lavado normal a máquina

Blanqueo de calcetines con lejía

Si quieres utilizar la lejía para que los calcetines vuelvan a brillar, aquí tienes unos sencillos pasos que debes seguir:

  • Llenar una palangana con agua tibia
  • Mezclar con 4 cucharadas de lejía
  • Añadir jabón de lavandería
  • Sumergir los calcetines muy sucios en el agua y esperar 15 minutos
  • Proceder al lavado normal
  • También es útil prelavar los calcetines blancos antes de añadir la lejía.

Blanquear los calcetines con zumo de limón.

Otra receta muy efectiva es aprovechar la acidez que contiene el limón. Para ello, siga estos sencillos y eficaces pasos:

  • Prepara un recipiente con agua caliente y zumo de limón;
  • Empapa tus calcetines blancos en ella;
  • Añade jabón de lavandería y luego lava la ropa blanca a mano. Concéntrese en las zonas manchadas;
  • Coge una bolsa de plástico y mete los calcetines en ella;
  • Déjalo en remojo toda la noche;
  • Haz un lavado normal.