DEPORTESDECIUDAD

UNETE A NUESTRA RED

MODA

El deporte es Moda el deporte es lujo

A la moda le encanta el deporte y más aún cuando adquiere un aspecto vintage. Polos, camisetas de fútbol, parkas, cestas a medida… la ropa deportiva ha invadido los podios y vestuarios.
Si tus padres, en sus años dorados, practicaban deportes, la apertura de los baúles de sus casilleros podría revelar auténticas pepitas de moda, ¡perfectamente en mente para el 2018! Un poco como la británica Alexa Chung, de treinta años, una famosa mujer influyente (ya no conocida como it-girl) que, para apoyar su papel de musa de Superga, una marca histórica de tenis de herencia italiana, juega la carta de la nostalgia chic: “Mi madre ya usaba Superga…. Para mí, estos son clásicos que incorporé muy temprano en mi vestuario diario”, dice. La empresa turinesa fundada en 1911 por el italiano Walter Martiny, marido de un entusiasta del tenis que, tras inventar la primera suela de goma vulcanizada, pudo atravesar el siglo sin dejar que los mastodontes de las zapatillas deportivas se apoderaran de ella, vuelve a estar en lo más alto: hace unos días presentó su nueva campaña con un gran lanzamiento en Los Ángeles. Desde las colinas de Turín (lleva el nombre de una de ellas, conocida por la Basílica de Superga) hasta las de Hollywood, a Walter Martiny le habría encantado. A los pies de Alexa Chung, por supuesto, el motor de la marca: el 2750, conocido por su suela de goma blanca y gruesa (no es casualidad que haya nacido en Turín, cuna de la industria automovilística italiana). Revisados cada año por nuevas gamas de colores o estampados (blancos esta primavera), los códigos del 2750 no se han movido ni un centímetro desde su lanzamiento en…… 1925. La historia no dice si los antepasados de Alexa Chung también lo usaron.

Es una victoria rotunda en la gran familia del atletismo, (una contracción del “atletismo” y del “ocio”), un neologismo que se ha convertido en un leitmotiv y que se refiere al hecho de llevar piezas deportivas fuera de la actividad deportiva. Y es una de las ramas más puntiagudas de su estructura arbórea, la de la ropa deportiva vintage, que actualmente es noticia. Profundizar en las intensas interferencias entre moda y deporte como nunca antes: mientras que su coqueteo, hasta hace poco, parecía interesar sólo a unos pocos precursores (Prada, Calvin Klein, Stella McCartney, Y3, Kenzo, Riccardo Tisci, Jeremy Scott, Sportmax…), en todas partes, estas últimas temporadas es pasión. En los podios, durante los desfiles de moda en los que se presentaron tanto las colecciones de prêt-à-porter de esta primavera-verano como las del próximo otoño-invierno, tanto para hombres como para mujeres, fue un gran éxito. Toda la estética retro de la historia de la ropa deportiva fue invitada, interrumpida y revigorizada, dándole un impulso olímpico y llevándola a un nuevo punto de inflexión, más que a un simple remake.

moda-deportiva

“Old school sportY”

Bufandas de aficionados al fútbol, con pesos pesados como Versace y desafíos como MSGM o Represent (otoño-invierno de 2018)…… Desestructuración del polo de tres botones, ultra-feminizado entre los nuevos participantes como Glenn Martens en Y/Project o Serge Ruffieux en Carven (primavera-verano 2018)….

Pero también y sobre todo en Lacoste, la institución del cocodrilo, que con motivo del desfile aniversario de sus 85 velas y su reintegración en el calendario parisino (después de casi quince años de desfiles neoyorquinos), bajo el impulso de su director artístico Felipe Oliveira Baptista, ha vuelto a la herencia de su fundador René Lacoste, explorando en un ambiente de club de tenis, además de la modernidad de los tirones de cricket, las más sutiles variaciones del polo icónico.

Para esta primavera reaparece la ciclista Lady Di, a la que Virgil Abloh, creador de la marca Off-White, rinde homenaje. El diseñador de Chicago, por cierto, desfiló con unos cuantos modelos en camisetas de cola, tacones usados a mano, una actitud tomada de las mujeres ejecutivas de Wall Street en la década de 1980. “¡”Deportivo de la vieja escuela” hasta el final de las uñas!

Elegante inducción de la camiseta de fútbol en la silueta, hibridada en vestidos de cóctel o crinolina entre los talentos más prometedores, como Koché en París o Public School en Nueva York. Y la coronación del minishort, en Fenty x Puma de Rihanna, pero también en Dior Homme, donde Kris Van Assche siempre ha sabido combinar el vocabulario deportivo con el ADN original de la marca, todo ello con sobria elegancia. El próximo invierno, acumulaciones de parkas y zapatillas XXL, especialmente en Balenciaga y Vetements, lideradas por Demna Gvasalia, la gran precursora de esta carrera a la ropa deportiva de papá. Y también, asalto general al logo, macro tendencia del día en el que sobresale el uniforme deportivo. Por ejemplo, Valentino, que lanzó su línea VLTN con este espíritu joven, fresco y deportivo.

En Milán, hace unas semanas, la lujosa casa Fendi, diseñada por Karl Lagerfeld y conocida por su sofisticado know-how y su piel de alta calidad a precios estratosféricos, brilló con luz propia en una marca que está lejos de casa, de la ropa deportiva y popular: Fila. Al proponer al artista escocés Reilly, visto en Instagram por sus interpretaciones del famoso logotipo de la “doble F” de Fendi, imaginar esta vez la F del logotipo de la marca deportiva Fila para convertirlo en un Fendi Roma bordado en suéteres de visón, Silvia Venturi Fendi tenía razón.

Invocar ropa deportiva vintage a través del logo pero hacia atrás, jugando con su secuestro. La insólita reapropiación de los logotipos de las marcas: este proceso se denomina “pirateo” y es un fenómeno real entre los aficionados a la moda. Anteriormente fue utilizado por Gucci con la artista Ava Nirui y condimenta las colecciones de la joven marca Les Vêtements de football, con sus camisetas con la marca Balenciagoal. Sin duda, la doble lectura del pirata contribuirá al éxito de esta cápsula Fendi x Fila, que, por razones de lujo, sólo se venderá a finales de agosto en las boutiques Fendi.

Los equipos más poderosos lo han entendido bien: “La ropa deportiva es la puerta de entrada al lujo para los milenios”, dice Eric Briones, coautor de Generación Y y Lujo (Dunod). “Es a través de la zapatilla, en primer lugar, que entran, a continuación, muy rápidamente a través de todos los demás elementos de la sala de deportes, chaqueta, chándal, etc. Una vez que entran en esta puerta de entrada al lujo, estos nuevos clientes no se van y eventualmente se vuelcan a otros productos más tradicionales.

Hay que tener en cuenta que hoy el 85% del crecimiento del lujo proviene de los milenios”, señala el experto, también cofundador de la Paris School of Luxury, que abrirá sus puertas en septiembre. “Dicho esto, cuando eres una marca de lujo, ¿cómo haces ropa deportiva que se distinga de la ropa deportiva de masas?” Eric Briones está considerando tres opciones.

Algunos se posicionarán esencialmente en el precio: este es el caso de Philipp Plein cuando crea su marca deportiva.

Otro eje posible es la personalización, muy buscada por los consumidores de hoy en día y que, en la ropa deportiva, puede dar lugar a cosas interesantes. Más allá del color, las iniciales u otros elementos decorativos, permite una personalización inteligente, es decir, adaptada al uso de cada individuo. Dime cuándo, cómo y dónde corres, y te haré una zapatilla única. Esto es lo que Adidas y Nike hacen a la perfección, lo que ahora los posiciona en el mercado premium.

moda-deportiva-nike

Vintage seduce a los más jóvenes

Por último, la tercera posibilidad de que una casa de lujo ofrezca una prenda deportiva única: vintage.

Como marcador de una forma de elitismo, permite tanto afirmar que se conocen los clásicos como asumir una “credibilidad de calle”. Si bien es fundamentalmente lujoso, ya que se basa en la rareza. Además, y sigue siendo una noción ligada al lujo, esta ropa deportiva vintage permite la transmisión. “Hay que ver, en este sentido, la reciente explosión de las líneas infantiles de Balenciaga o Gucci, que juegan un papel central en esta imaginería deportiva retro”, analiza Éric Briones. Y detrás de “la puerta de entrada al lujo de la ropa deportiva” hay un verdadero bulevar. No olvide, recuerda el experto, que “los milenios también están, a veces, ya relacionados, ya que la generación

Y concierne a los 21-38 años de edad. Los Zs, que con menos de 21 años de edad ya están entrando, son el siguiente objetivo!” Vintage, el nuevo Grial de la generación digital? El pasado, inspiración para esta juventud conectada, en el sentido literal, al presente como ninguna otra antes? La paradoja es sólo aparente. “Sus marcas de ropa de calle de culto, como Supreme o Palace, nacidas del skateboarding a principios de los 90, comenzaron a reeditar algunos de sus modelos insignia hace unos años. Estas etiquetas, que han conservado todos sus archivos, tienen la suerte de poder explotarlos ellos mismos, lo que también es el caso de una marca como Carhartt. Pero no debemos olvidar que el streetwear nació de la ropa deportiva”, dice Dinah Sultan, diseñadora de Peclers Paris. Esta inmersión a las fuentes del estilo callejero conduce, lógicamente, al estadio. Donde termina esta parte común, un partido amistoso (al menos en términos de estilo) entre moda y deporte, pero también entre lujo y cultura popular.

“Hoy en día, las marcas elitistas asumen que son populares porque tienen, desde un punto de vista económico, todo el interés en hacerlo. El resurgimiento de la ropa deportiva vintage, por ejemplo, es una consecuencia directa del auge general de los códigos callejeros y del hip-hop”, dice Marie Dupin, directora de moda de Nelly Rodi. El caso Fila es, en este sentido, emblemático. “En Europa, los clientes no siempre están seguros de si la marca es italiana o americana.

Hay que decir que en la década de 1990 era uno de los más destacados de Nueva York”, dice Patrick Buffeteau, director nacional de la marca. De hecho, la empresa piamontesa, creada en 1911 por los hermanos Fila y luego comprada por un inversor coreano, navega sobre su capital de época. Patrick Buffeteau se enorgullece de su iconografía, que abarca desde “el mundo del rap hasta la elegancia de Björn Borg, pasando por la imagen de Alberto Tomba”. Como resultado, “para ser cool, hoy llevamos Fila como ayer llevábamos Nike”, dice Dinah Sultan. Tanto es así que el pasado mes de febrero, la inauguración de la primera boutique en Francia de la tienda Urban Outfitters lifestyle, fashion and sportswear concept store (que hasta entonces sólo tenía rincones en las Galerías Lafayette y BHV), se vio tan abarrotada que hubo que evacuar el lugar y aplazar unos días la apertura.

cápsulas orientales

Sin duda por la presencia de Fila, así como por la colección de edición limitada creada para el evento por Urban Outfitters con el Campeón Americano (que acaba de anunciar una colaboración con Kith, la marca que desafía a Supreme). Una cápsula se agotó en unas horas. Al igual que el lanzamiento de la cápsula Levi’s x Jordan, vendida en algunas capillas dedicadas al baloncesto raro (Opium, en París, en particular), que revisó, mezclándolas, sus best-sellers: la chaqueta vaquera Trucker Jacket por un lado, el baloncesto Air Jordan IV y el logotipo “jumpman” como el de la estrella del baloncesto Michael Jordan por otro. Sin olvidar las nuevas camisetas Supreme inspiradas en la camiseta del club inglés Tottenham de 1992. Ironía del s(p)ort: un niño de América, del que es un fuerte símbolo de su guardarropa, es a través de Rusia que la ropa deportiva literal e histórica ha (re)tomado por asalto las siluetas más de moda. Con Gosha Rubchinskiy como la nueva creadora de tendencias, cuyo último desfile de moda, irreductiblemente contra la corriente del sistema de la moda, se celebró en Ekaterimburgo, una de las ciudades que acogerá a los jugadores de la Copa del Mundo de fútbol este verano.

Desde su primer lanzamiento en 2015, el diseñador ruso ha estado entusiasmando la publicidad con sus colaboraciones con marcas como Fila (ya….), Kappa (cuyo logo, una mujer y un hombre sentados uno detrás del otro, es ultra-pop) o Sergio Tacchini (que acaba de lanzar una línea Archivio dedicada a la reedición de piezas de los primeros días). Un aura que Gosha Rubchinskiy también debe a su “gopnik” (“escoria”) dibuja, como si hubieran surgido de los suburbios post-URSS de los años noventa. La colección clic que convirtió a todo el mundo de la moda en el lado vintage de la ropa deportiva? Sin duda la del invierno del 2015, donde la palabra deporte se usaba más o menos en sus suéteres y pantalones de chándal, prefigurando la avalancha que se avecinaba. Pero en cirílico y mandarín. Gol!

POSTS RELACCIONADOS

Entrenamiento en suspensión. Fases de entrenamient... El entrenamiento en suspensión es algo muy de moda hoy en día y es uno de los últimos tipos, radicales e innovadores formas de hacer ejercicio que ust...
CORRER EN CASA Correr en casa se convierte cada día más en la única opción de realizar tu entrenamiento diario Más de dos millones de personas corren en nuestro pa...
EMPEZAR A CORRER ¿Por qué tantas personas comienzan a correr para detenerse unas semanas más tarde? ¡Simplemente porque hacen las cosas al revés! Y no hay de qué averg...
Hipertrofia muscular miofibrilar: principio y func... Hipertrofia muscular miofibrilar: principio y funcionamiento Entrena regularmente y busca un aumento de la masa muscular. La hipertrofia es el mecani...
comparte esto:
4/TpklCnMSGicMAWfvuoTsV-HVoQ2G-OUu9LbNNVScOiE