Las claves del éxito del Pádel tras la pandemia

Las claves del éxito del Pádel tras la pandemia

Las claves del éxito del Pádel tras la pandemiaTanto si es un jugador experimentado como uno de fin de semana, sus hábitos deportivos han cambiado desde que se recluyó en su casa, y es probable que cambien aún más en los próximos meses. El deseo de salir, respirar aire libre y practicar tu deporte favorito son un  sinónimo de placer y bienestar para la mayoría de ustedes.

¿El deporte como vehículo de esfuerzo y sufrimiento? Muy poco para ti, al menos desde el encierro. Tu forma de ver el deporte y el pádel en particular  han dado un vuelco total por este largo periodo de distanciamiento social durante el cual a menudo te permitía descomprimirte y evadirte. Hoy en día, la gran mayoría consideramos que el ejercicio físico es una fuente de bienestar y  como una fuente de placer aparte de  como una “válvula de descompresión”, ya sea en el encierro o en casa.

Aparte de ya de por si, uno de los deportes más practicados en España, tras la pandemia ha sufrido un autentico boom, siendo el deporte más practicado de todos, y ha conseguido enganchar a nuevos jugadores. Al ser un deporte accesible para todas las edades, fácil de poder empezar ( y divertirse) social, no requiere de un gran estado de forma y altamente motivador… han sido las claves perfectas para que muchos hayan empezado y continuado jugando.

Beneficios de la práctica del Pádel

Es un deporte que combina fuerza, resistencia y velocidad. Esto le permite perder entre 400 y 600 calorías por hora, que después de la inactividad tras la pandemia es algo a tener en cuenta. El pádel no consiste sólo en pasar  una pelota entre los jugadores, por ello, requiere un gran esfuerzo físico. Los jugadores tienen que moverse rápidamente y golpear la pelota  con distintos grados de fuerza. También hay que dominar las diferentes técnicas.

El pádel permite desarrollar los músculos y tonificar ciertas partes del cuerpo como los brazos, el pecho y las piernas. Mejora la coordinación de los movimientos a través de los diferentes desplazamientos en la cancha.

El tenis es ideal para desarrollar la capacidad de concentración, que es esencial para analizar y anticipar la trayectoria de la pelota para estar en el lugar correcto. El autocontrol es esencial para evitar cruzar las líneas blancas. Para ello, hay que ser preciso en los golpes.

Como toda práctica deportiva, la elección del equipamiento, es un elemento a destacar, por ello tiene que ser lo más adecuado a nuestro nivel, tipo de superficie en la que jugamos y de calidad zonadepadel.es

El encierro ha aumentado el deseo de estar al aire libre, sobre todo cuando se trata de hacer deporte.

La sociedad en la que vivimos con nuestra nueva “normalidad” nos expone constantemente a estímulos. Nuestro cerebro está constantemente sobresaturado. La triste realidad es que mucha gente se pasa el día trabajando en el ordenador dentro de casa y luego pasa la noche viendo un programa en la televisión.

Ya sea el ordenador, el teléfono móvil o la televisión, estamos constantemente expuestos a los dispositivos electrónicos. Como humanos, tenemos una necesidad innata de estar al aire libre, practicar deporte y socializar.

Cuando practicas tu deporte favorito al aire libre, tu nivel de concentración mejora casi instantáneamente. Al no estar constantemente bombardeado por mensajes, el cerebro puede concentrarse en su entorno. También experimentará más pensamientos positivos y su nivel de productividad mejorará. En cambio, cuando te aíslas de la naturaleza, tu nivel de estrés aumenta, tu presión arterial se eleva y tu ciclo de sueño puede desestabilizarse.

Optar por una actividad física como el Pádel le permite estar más sano y, sobre todo, prevenir muchas enfermedades relacionadas con el estilo de vida sedentario. Practicar pádel es una forma sencilla de hacer deporte al aire libre, salir, disfrutar y socializar.