Cremas Reductoras, ¿Funcionan?

Cremas Reductoras, ¿Funcionan?

cremas reductoras

Perder centímetros alrededor de la cintura o del muslo y ganar firmeza, sin hacer ningún deporte ni dieta… Las promesas de las cremas reductoras son siempre tentadoras, pero ¿cuál es la realidad? ¿Son realmente eficaces estos productos para adelgazar? Hagamos un balance.

¿Son eficaces las cremas adelgazantes para adelgazar?

Geles, cremas o principios activos que calientan, masajean y desinfiltran… Hay decenas de cremas adelgazantes en el mercado, todas con su propio cóctel de ingredientes activos. Sin embargo, todos tienen el mismo principio: reducir el efecto piel de naranja, también conocido como celulitis. Al penetrar en la piel, aportan principios activos que favorecen la eliminación de estas células grasas. Pero seamos sinceros, ¡la celulitis no tiene nada que ver con el peso! El 90% de las mujeres se ven afectadas por esta antiestética masa de grasa, ya sean gordas o delgadas. Obviamente, la celulitis es más importante si hay mucha grasa bajo la piel, pero también está presente cuando hay muy poca grasa, en una mujer delgada, por ejemplo.

En otras palabras, es importante entender el principio de las cremas adelgazantes  y quemagrasas. Sí, permiten perder centímetros y mejorar el aspecto de la piel. No, no te hacen adelgazar en el sentido tradicional, es decir, perder peso o grasa “real”. Esta grasa sólo puede desaparecer con una dieta equilibrada y una actividad física regular, ¡y no con un simple tubo lleno de ingredientes activos!

Entonces, ¿por qué hay cremas reductoras? ¿Qué mejoran?

Las cremas reductoras sólo actúan sobre la grasa de la piel en todas sus formas, como la celulitis, la piel de naranja y los hoyuelos. ¿Por qué lo hacen? Porque, por un lado, sus fórmulas desarrolladas en laboratorios contienen ingredientes activos que atacan los depósitos de grasa acumulados bajo la piel, y por otro, porque el masaje anticelulítico que recomiendan al aplicarlo ayuda a romper este tejido graso. En otras palabras, aplicar una crema mañana y noche durante al menos 8 semanas nos ayuda a reducir el efecto “piel de naranja”. No está mal, ¿verdad? Pero cuidado, para conseguir buenos resultados al aplicar una crema, es importante seguir estos consejos:

  • – Masajearse adecuadamente al aplicar la loción. La manipulación de la piel es tan eficaz como el propio producto.
  • – Para masajearse, puede hacer un “palpado y rodado” o simplemente darse un masaje energético. Debe hacerse siempre de abajo hacia arriba para favorecer el drenaje y la evacuación de las células grasas.
  • – Un masaje eficaz hace que la zona se enrojezca. Pero si sientes dolor, ¡detente!
  • – Somos diligentes. Aplicamos nuestra crema al menos una vez al día (por la mañana) y una segunda vez por la noche antes de acostarse. Sobre todo, es más eficaz después de una ducha o un baño. Lo utilizamos sobre nuestra piel limpia y bien desmaquillada.
  • – No olvides exfoliarte regularmente antes de aplicar la crema. Ayuda a su penetración.

En conclusión, sí las cremas reductoras y/0 quemagrasas son eficaces para reducir el efecto piel de naranja que todas las mujeres tienen, principalmente en las caderas, los glúteos y los muslos. Cuando se aplica a diario, es importante utilizar las técnicas de masaje adecuadas para obtener buenos resultados rápidamente. Sin embargo, no te hacen adelgazar. Para perder peso, las cremas adelgazantes son útiles si se adoptan además de una dieta sana y equilibrada y una actividad física regular.