Natación para embarazadas

Natación y embarazo: ir a la piscina durante el embarazo

natación-para-embarazadas

La natación, el deporte ideal durante el embarazo

La piscina para la mujer embarazada debe ser un momento de relajación. El agua alivia las tensiones relacionadas con el peso corporal, es hora de aprovecharla para moverse ligeramente.

La natación para embarazadas fortalece la espalda y la parte superior del cuerpo. La natación es un deporte ideal durante el embarazo, para realizar ejercicios cardiorrespiratorios sin esfuerzo sobre la pelvis y las articulaciones. Aprenderá a encontrar el ritmo adecuado y a evitar la falta de aliento a medida que avance en las sesiones.

Lo ideal es tener una sesión de natación de 45 minutos a 1 hora, de 2 a 3 veces por semana, con algunas pausas cortas, natación y varios ejercicios. De hecho, practicar un solo nado como una brazada de pecho puede crear desequilibrios musculares.

Así que recuerda variar los nados: braza, crol y espalda. Si eres deportista o atleta puedes seguir nadando con mariposas, pero ten cuidado porque las ondulaciones son muy exigentes.

Para los nadadores menos experimentados, seguramente se quedarán sin aliento al principio. Su cuerpo se adaptará al esfuerzo poco a poco. Sin embargo, elija braza y crol. No recomiendo la espalda y/o la mariposa, que será difícil de practicar si no estás acostumbrado, debido al estiramiento de los abdominales.

Los beneficios de la natación para las mujeres embarazadas

La natación durante el embarazo es un deporte muy completo que combina la relajación y la actividad deportiva. Los deportes durante el embarazo en general son beneficiosos. La natación es un deporte muy completo que trabaja todos los músculos superficiales y profundos del cuerpo, mejora la circulación sanguínea, previene o reduce las dolencias del embarazo como el riesgo de edema.

La natación para embarazadas es ideal para el bienestar hasta el parto. Este deporte para mujeres embarazadas alivia la sensación de pesadez, especialmente en el tercer trimestre del embarazo. La natación durante el embarazo proporciona una verdadera relajación. La sensación de ser transportado trae una relajación real del cuerpo y de la mente.

Además, el agua ayuda a equilibrar las energías, alivia la ansiedad y la angustia que se siente a menudo durante el embarazo, y elimina el estrés del parto.

«La natación es probablemente el deporte que más practican las mujeres embarazadas. Es una actividad segura, independientemente de la condición física, lo que la convierte en una opción ideal incluso para mujeres sedentarias y mujeres con diabetes gestacional» dicen los entrenadores de deportesdeciudad.

natación-embarazadas

¿Cuánto tiempo se tarda en nadar embarazada?

La natación durante el embarazo es uno de los deportes más recomendados durante estos 9 meses de embarazo. Durante los 3 trimestres, usted puede practicar natación durante el embarazo. Además, tan pronto como anuncie su embarazo puede comenzar un programa de natación o continuar con su programa de entrenamiento.

Particularidades de la natación durante el embarazo

Evite nadar a mariposa si usted es  principiante debido a las ondulaciones que fuerzan demasiado los abdominales. Sólo los atletas pueden seguir practicándolo durante el embarazo, si va bien.

La resistencia del agua aumenta la dificultad de realizar movimientos de brazos y piernas, dependiendo del nado elegido. Escuche a su cuerpo mientras respeta la intensidad y el ritmo recomendado para las mujeres embarazadas.

La natación durante el embarazo es perfectamente adecuada para ti si sufres de ella:

  • edema (retención de agua)
  • nauseas
  • diabetes gestacional
  • dolores de espalda
  • dolor pélvico

Como todos los deportes durante el embarazo, la natación activa la circulación sanguínea, lo que alivia muchos de los problemas del embarazo. Este deporte de embarazadas es muy recomendable porque en el agua no se siente ingravidez, y se puede mover a su antojo, sin sentir dolor.

Ejemplo de una sesión especial de natación para mujeres embarazadas

Tómese el tiempo para encontrar el ritmo correcto, las sensaciones correctas, para evitar la falta de oxígeno, la falta de aliento y las contracciones. Una buena sesión de natación debe durar de 45 minutos a 1 hora, consistiendo en una variedad de nados y ejercicios, intercalados con breves descansos.

He aquí un ejemplo de una sesión de natación para mujeres embarazadas. Estas son distancias medias, puedes dividirlas o duplicarlas por 2 según tu capacidad actual y tu forma.

  • Calentamiento: 100 m braza – 100 m marcha atrás, respiración cada 3 movimientos del brazo (ambos lados) – 100 m espalda. Tome 5 segundos de descanso entre cada 25 m si es necesario.
  • Parte principal: con tabla en las manos, piernas de braza de 50 m, piernas de arrastre de 50 m (patada con tobillos relajados), piernas de arrastre de espalda de 50 m (tabla con brazos extendidos detrás de la cabeza). Con un pull-buoy entre los tobillos, muslos o pantorrillas: en 300 m alternar cada 25 m braza / gateo / retroceso. Con aletas: 200 m de largo, seguidos de 200 m de ancho. Para los deportistas o atletas se puede añadir: con tabla y aletas alternar 25 m de arrastre y luego 25 m de mariposa.
  • Vuelva a la calma a más de 200 m alternando lentamente 25 m de braza + 25 m de arrastre.
    Recuerde hidratarse y estirarse fuera del agua (ver artículo «Posturas de yoga prenatales en casa»).

Nadar después del parto

Puede reanudar o continuar la actividad física después del parto. Debe adaptarse al tipo de parto que tuvo y a su estado de fatiga. Puede reducir la duración de las sesiones y/o la intensidad de las sesiones.

¿Cuándo volver a nadar después del parto?

Puede volver a nadar en una piscina privada de 2 a 3 semanas después del parto, pero no en una piscina pública. De hecho, el cuello uterino aún no está completamente cerrado, existe el riesgo de infección.

Se reanudará después de 4 semanas en una piscina pública o en un lago. Recomendaré pequeñas sesiones de natación de 20 a 30 minutos, seguidas de una relajación de 10 a 15 minutos en el agua.

De hecho, a diferencia de la marcha, que se puede reanudar una semana después del parto, si ha dado a luz por vía vaginal, tiene que esperar un poco para reanudar la natación después del parto.

Ir a la piscina durante el embarazo es posible durante todo el embarazo, y 4 semanas después de dar a luz en una piscina pública. La reanudación de los ejercicios de rehabilitación y natación después del parto varía según el tipo de parto: cesárea o vaginal. Aconsejaría retrasar la reanudación del deporte después del parto en función de su estado físico: dolor y fatiga.

POSTS RELACCIONADOS

CUALIDADES FÍSCAS BÁSICAS Las Cualidades físicas Basicas El concepto de "cualidad física" surgió por primera vez en 1916, en un estudio científico que intentaba medir con prec...
INSTALACIONES TIPOS DE INSTALACIONES DEPORTIVAS: Instalación abierta e instalación  cerrada. Una instalación abierta es un espacio deportivo que no dispo...
Iyengar Yoga El Yoga Iyengar El término Yoga Iyengar proviene del nombre de su maestro indio y fundador Bellur Krishnamachar Sundararaja Iyenger. Antes de abrir s...
DEPORTES EN LA CIUDAD Deportes para la ciudad, deportes en la ciudad La población del siglo XXI vive en ciudades, y cada día que pasa vemos como la concentración en ellas ...
error: Content is protected !!