▷ Importancia de la Bebida isotónica durante el deporte

Importancia de llevar una bebida isotónica cuando hacemos deporte

Durante el ejercicio, ya sea en el gimnasio, en la ciudad o si estas en el campo, el deportista suda: En primer lugar, perdemos agua, lo que conduce a la deshidratación. Pero también perdemos sales minerales como el sodio, el potasio… en el sudor.
Por ello, es importante beber en cantidades suficientes para rehidratarse, remineralizarse y limitar la pérdida de energía por deshidratación..

El agua, sin aportar calorías, es muy importante para nuestro cuerpo y representa entre el 60 y el 70% del peso corporal, pero el consumo de una bebida isotónica, aparte de mantener un estilo de vida saludable también te recupera de la perdida de sales minerales durante el esfuerzo.

El cuerpo humano necesita en promedio 35 g de agua/kilo de peso corporal, lo que corresponde a un volumen de agua que varía de 2,5 a 3 litros por día. La principal fuente de abastecimiento sigue siendo las bebidas (bebidas isotónicas,agua, té, café).

imagen-bebiendo-bebidas isotonicas

¿Por qué debe beber durante un esfuerzo deportivo?

Todo depende de la actividad realizada, de la intensidad y duración del esfuerzo. Cuanto más larga e intensa sea la sesión, mayor será la pérdida. “Hasta una hora de esfuerzo para limitar la deshidratación, el agua será suficiente. Más allá de eso y si el esfuerzo es intenso, se necesita un suministro de sodio, un componente de la sal”. Las condiciones climáticas también deben ser tenidas en cuenta según el dietista, si desea practicar su deporte sin riesgo: “La actividad al aire libre o en interiores también influirá en la necesidad de hidratación. Si practica al aire libre y hace más de 20°, tendrá que adaptar su bebida después de 2 horas de actividad.

Durante un esfuerzo deportivo, se pierde agua porque:

  • Al contraer los músculos, se produce calor, lo que produce una pérdida de agua.
  • Durante los deportes o la actividad física, el cuerpo suda, lo que también resulta en una pérdida de agua.
  • La deshidratación puede causar un rendimiento deficiente, que puede incluso afectar a la salud del atleta: lesiones musculares, calambres, paro cardíaco, etc.

¿Cuáles son los signos de deshidratación?

Los signos de deshidratación son principalmente:

  • una sensación de sed;
  • el aumento de la frecuencia cardíaca;
  • una disminución de la presión arterial;
  • una disminución del rendimiento (fatiga, falta de aliento, piernas pesadas, tendinitis, dolor muscular y de ligamentos).

Cuando estos signos aparecen durante un esfuerzo deportivo importante, ya es demasiado tarde para reaccionar, ya que la capacidad de absorción del estómago es insuficiente para rellenar rápidamente la deshidratación.

Una buena manera de asegurarse de que ha bebido lo suficiente: mire el color de su orina, debe ser claro.

¿Cómo se bebe?

Se recomienda optimizar su hidratación:

  • Beba 300 ml de agua sin gas durante la hora anterior a una actividad física o deportiva de más de una hora.
  • Nunca espere hasta que tenga sed para beber. Debe beber desde el principio de la actividad.
  • Es necesario beber a menudo y en pequeñas cantidades.
  • Nunca beba helado, puede desencadenar problemas digestivos.
  • Evite el consumo de refrescos.
  • Beba bien después de hacer ejercicio.

¿Qué bebidas elegir?

Para nuestros expertos en nutrición deportiva, las bebidas isotónicas  como RAW Superdrink a un cierto nivel de intensidad de ejercicio son interesantes: “Contienen carbohidratos (azúcares), sal, proteínas, magnesio, potasio, calcio, en resumen, todo lo que se pierde durante el ejercicio. Y algunos incluso contienen antioxidantes”.

Es aconsejable beber una bebida fría (6 a 8°) e isotónica (se dice que es una bebida cuya concentración de sustancias disueltas es idéntica a la del plasma sanguíneo). Se recomienda hacer su propia bebida isotónica.

  • Bebidas isotónias

Una bebida isotónica es una bebida de ejercicio con una composición similar a la de la sangre. Estas bebidas son más rápidas y mejor absorbidas por el cuerpo. No requieren ningún esfuerzo adicional por parte del cuerpo para ser asimilados.